Browse By

Gamers contra terroristas

Fighter_jet

Muchas de las mismas habilidades que se requieren para controlar efectivamente un avión de guerra son las que necesitas para controlar un videojuego, así que no es de sorprender que los videojugadores sean más exitosos en estas tareas.

De acuerdo a un estudio realizado por la Oficina de Investigación Naval en Estados Unidos, se ha descubierto que aquellas personas que juegan videojuegos de manera regular tienen una habilidad cognitiva y percepción entre el 10 y 20 por ciento más alta que aquellos individuos que no lo hacen.

Los videojuegos son capaces de aumentar la habilidad de percepción y la memoria a corto plazo – habilidades que son vitales para conducir vehículos a control remoto, por ejemplo. Ya que el futuro del armamento militar está en los vehículos controlados remotamente, un descubrimiento así es de vital importancia para el futuro del entrenamiento militar.

Otra habilidad que los videojugadores tenían más desarrollada que aquellos que no jugaban era la llamada “inteligencia fluida”, un tipo de inteligencia que permite al individuo adaptarse con relativa facilidad a situaciones siempre cambiantes, y resolver problemas sin necesidad de conocimiento o experiencia previa.

También hay evidencia que indica que los cerebros de los videojugadores tienen una mayor plasticidad que aquellos que no juegan.

Así que ya no hay razón alguna para despegarte de ese control.

Con información de Departamento de Defensa, GamePolitics