Ken Olsen y la influencia de DEC [Opinión]

Por ; 9 Feb, 2011.

En John C. Dvorak, Opinión.

Ken Olsen, quien murió hace poco, fue uno de los verdaderos personajes del cómputo moderno, y no deberíamos olvidar su legado.

Olsen declaró varias cosas locas que ocasionaron la burla y el ridículo durante años porque su visión en realidad no tomaba en cuenta a la gente. Por ejemplo, se hizo famoso por decir que no se imaginaba por qué alguien querría una computadora en su hogar. Aunque Digital Equipment Corporation (DEC) lideraba en el desarrollo de computadoras cada vez más chicas, se detuvo gracias a Olsen. Por algún motivo, Olsen jamás pudo llevar su verdadera visión a lo que vio como el absurdo final de la ubicuidad de la computadora.

Esta actitud dominaba su pensamiento. El comentario suyo que más me gusta es que la única razón por la que la gente se haría publicidad sería que así sus mamás sabrían que estarían trabajando en una compañía de verdad. Esta forma de hablar era la clásica de un ingeniero. Pocos ingenieros o empresas al mando de ingenieros pueden comprender las bases de la publicidad.

Sun Microsystems era un clon de DEC, y se le parecía bastante. Creo que en mis más de 30 años de cubrir la industria del cómputo como periodista, quizás he visto un anuncio de Sun Microsystems. Probablemente también he visto un solo anuncio de DEC.

En sus buenos tiempos, antes de que Compaq adquiriera DEC en una fusión que quedará en la infamia, DEC había diseñado parte del hardware más increíble del mundo. Sus servidores web fueron importantísimos en sus días. La empresa desarrolló Alta Vista, el progenitor de Google. Una continuación de ese proyecto (al que básicamente lo mató Compaq) le habría dado una gran posición a DEC.

DEC también había diseñado el Alpha, el microprocesador más poderoso del mundo. Otra vez Compaq suspendió esto. ¿Hay alguien que se acuerde de por qué Compaq compró DEC? Quizá fue porque le hacían falta unas oficinas más espaciosas.

DEC era bien conocido por el servicio al cliente y sus camionetas que iban de un lugar a otro a dar servicio. Era fenomenal.

Es triste la muerte de Ken Olsen, pero debió hacerle gracia cómo todos echaron a perder su gran creación. En realidad no hay motivos para que DEC, si todo hubiera salido bien, no se hubiera convertido en la empresa de servicios de Internet más dominante en el mundo de hoy.

Me hace gracia que citen a Bill Gates en el artículo de PC sobre la muerte de Olsen, pues era bien sabido que la inspiración de Microsoft BASIC, el producto que empezó el camino para que la empresa se transformara en la enorme empresa de software que es hoy, provino de DECsystem-1 BASIC. Es el primer ejemplo de cómo Microsoft tomó ideas ajenas y se las apropió sin decir gracias. De hecho el desarrollo de Microsoft BASIC se hizo con herramientas de DEC.

Así las cosas, no es exagerado identificar a DEC como el padrino de Microsoft. Y no nos olvidemos del propio Internet. Su origen estuvo en ARPANET, el cual desarrollaron y ejecutaron en equipo de DEC.

Ken Olsen fue en muchos sentidos el padrino de Internet, Microsoft y Google, así como de otro sinfín de tendencias e ideas. Yo diría que el comentario de que nadie querría una computadore en su hogar hasta podría presagiar el cómputo en la nube. ¿Por qué la gente querría tener computadoras en sus casas si pueden utilizar mejor una terminal y la nube?

Así que tal vez todo lo que ocurre hoy se le pueda atribuir a Olsen y a DEC. Lástima que no cosechó los beneficios. Descanse en paz. –John C. Dvorak

Vía: PCMag.com.

You must be logged in to post a comment Login